contacto@villarrobledodiario.com

II Risco Bike Navalcan – Circuito Btt de Toledo

Villarrobledo
06-principal

Imagen de la prueba con Antonio Martinez Cuenca.

CRÓNICA PERSONAL DE ANTONIO MARTÍNEZ CUENCA
Nuestra región tiene tesoros por descubrir y el pasado fin de semana encontré uno, fue en Navalcan, población limítrofe de la región de Castilla y León (Ávila) y Extremadura (Badajoz), a los pies de la sierra de Gredos se encuentra este paraíso para la práctica y disfrute del mountanbike.

Una mañana en perfectas condiciones climáticas, niebla alta y temperatura de 12ºC más un terreno totalmente empapado tras las últimas lluvias, presagiaban una buena carrera.

Salida como es de costumbre en este circuito sin grandes aglomeraciones y sin demasiados “ansias-vivas”, tras una breve vuelva por las calles principales del pueblo, nos paran y llaman a filas a los 20 primeros de la general.

3, 2, 1, Goooo …, salida en leve subida por asfalto y rápida entrada a camino, voy muy bien posicionado, demasiado diría yo, me pasan por todas partes, pulsaciones máximas, intento estabilizar puesto como sea, me agarro visualmente siempre a la última rueda que me pasa, hasta que le sucede otra posterior. Rápida baja que aprovecho para oxigenar el quemazón inicial, vuelta a subir, ya con la posición estabilizada, alcanzo algún que otro biker y avanzo posiciones.

De nuevo gran bajada y vuelvo a recuperar, cruzamos un río y mega-rampon del 25%, cadenas rotas, platos metidos, gente no adorando precisamente al dios, con todo metido, subimos sin problemas, al poco se alivia la inclinación y sorprendentemente veo a uno de los Hnos. Mendoza, le pregunto que pasa y al parecer está en fase de asimilación de la pasada ABC.

Villarrobledo

Engancho rueda de un biker y entramos en una zona de llaneo, una vez recuperado, le paso y voy en busca de otras referencias hacia adelante, consigo contactar y a la postre me lo llevo pegado, nos juntamos una grupeta de 5/6 bikers, siendo el que a la postre sería el 1º Master 50 el que tomase el protagonismo en estas zonas. Nos lleva con el gancho puesto en las subidas, en las bajadas es más prudente y por momentos soy yo quien marco la trazada.

Con esto llegamos a una de las subidas más largas y duras, por un pinar cerrado, precioso, si no fuese porque vamos en competición, daban ganas de sentarte y disfrutar de esa maravilla de la naturaleza. Pero el horno no estaba para bollos, precisamente en esta subida, todo el mundo ataca e intentar marcar diferencias, sufro mucho y consigo descolgarme lo menos posible, aun así, se me han ido unos segundos. Pero en las bajadas la cosa cambia, no tardó en darles alcance, e incluso pasar algunos de ellos, más algún que otro decide abrazarse a la vegetación sin consecuencias graves.

Decir que todo esto va acompañado continuamente de cruzar grandes charcos de agua, zonas de barro totalmente anegado, pero afortunadamente no se pega en las ruedas y puedes ciclar sin problemas, amén de algún susto que otro de la cadena.

Ultimas rampas que hacemos juntos el Máster 50 y yo, al cual le sprinto en línea de meta sin llegar a saber que era de esa categoría, lo busco y le pido personalmente disculpas al ver que no era de mi categoría, y le doy las gracias por haber seguido su rueda, aunque he de decir, que en todo momento, me lo puso difícil, como tiene ser. Esto no pasaría si los dorsales fuesen colocados en la parte trasera del ciclista.

Después de una ducha con agua fría, dicen que es bueno para la recuperación muscular, bajo a ver los resultados, y … tachan, hoy si, hoy hemos conseguido subir al cajón, 3º en categoría Máster 45 y 53 de la general.

Pues nada, habrá que esperar a la entrega de trofeos, cosa que aprovechamos a rehidratarnos con cerveza y charlar con los amigos y conocidos que ya vamos teniendo en este circuito.

La próxima, más y mejor, Go Gobik Power !!!

Aquí os dejamos algunas imágenes que nos remite nuestro amigo Antonio Martínez Cuenca:

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: