contacto@villarrobledodiario.com

Exposición del IES Cencibel sobre “Botellas intervenidas”

Villarrobledo

 

Alumnos del Bachilleato de Artes, junto al representantes del IES Cencibel y de Bodegas El castillo

Alumnos del Bachillerato de Artes, junto al representantes del IES Cencibel y de Bodegas El Castillo

 Hasta el próximo 24 de junio puede visitarse en Bodegas El Castillo   la exposición “Botellas Intervenidas”, organizada por el Instituto de Educación Secundaria Cencibel, dentro de su Bachillerato de Arte, que en esta ocasión ha cambiado su lugar de celebración, dando así un valor añadido a la unión entre arte y vino.

Se trata de la quinta edición de esta exposición, donde diez alumnos del bachillerato de Artes Plásticas muestran al público una parte de los trabajos realizados a lo largo del curso.

La exposición “Botellas Intervenidas”, está  realizada por los alumnos del Bachillerato de Artes del IES Cencibel de Villarrobledo en colaboración con Viñedos y Bodegas El Castillo.

En esta ocasión se ha elegido como marco de la actividad la propia sede de la bodega, conjugando así la tradición del mundo del vino con los trabajos contemporáneos de estos futuros artistas.

La iniciativa, que cumple con su quinta  edición cuenta con el apoyo Francisco Jurado Molina, miembro del Departamento de Artes Plástica del IES Cencibel.

   La actividad tiene en común la intervención de las botellas facilitadas por la bodega, de manera gráfico-plástica, y con el uso de herramientas, objetos y todo tipo de material artístico que consideren apropiado, utilizando las botellas como lienzo o como pretexto, inspiración al fin y al cabo para transformarla en una obra de arte.

En la inauguración de la exposición, Francisco Jurado destacó que la relación arte y vino nacen ambas de la necesidad de expresas, que se aprecian por caminos diferentes, pero que si se combinan el resultado es más tentador y  espectacular, y su ejemplo más claro se ve en las etiquetas y en las intervenciones a los que en algunos casos son sometidas las botellas antes de salir al mercado, recordando que en el IES Cencibel esa relación será más estrecha el próximo curso, con la implantación del Grado Superior de Vitivinicultura.

Villarrobledo

Jurado mostró su agradecimiento a Bodegas El Castillo por el apoyo prestado a esta iniciativa desde su primera edición, cediendo las botellas que son intervenidas por los alumnos, “apoyándonos en cualquier actividad que les sugerimos, y ahora cediéndonos este marco incomparable para realizar esta exposición”.

Por su parte, Fernando Santos, enólogo de Bodegas El Castillo, recordaba que desde el primer momento se mostraron dispuestos a apoyar la inquietud artística de los jóvenes de Villarrobledo, para contribuir a su evolución.

Resaltó que están muy contentos porque en este caso desde el IES Cencibel hayan elegido la bodega como base, “ya que el vino es un producto de nuestra tierra, y cuando se conjuga con otro arte, ya no es que se le de más valor, y se disfruta de otra manera. A veces se tienen vinos muy buenos, que no terminan de llegar al consumidor, por distintas circunstancias, porque lo que importa de un vino es el interior, pero lo primero que se ve es siempre la imagen”.

Fernando Santos felicitó a los alumnos del Bachillerato de Artes, por los trabajos realizados para esta exposición, fruto de su labor a lo largo del curso que ahora termina, así como al profesor responsable del mismo, y en general al IES Cencibel, por lograr para el próximo curso la implantación del grado Superior de Vitivinicultura, que es algo que se venía demandando en Villarrobledo desde hace años.

El acto lo cerró Juan Carlos Moreno, director del IES Cencibel, quien felicitó a los alumnos por el trabajo realizado para esta exposición, agradeciendo a Bodegas El Castillo el apoyo prestado para llevar a cabo la misma, “muestra de la perfecta colaboración que tiene que haber siempre entre el instituto y las empresas de la localidad, y más en un centro como el nuestro, donde queremos siempre desarrollar una formación equilibrada y de calidad, que debe estar apoyada en la excelencia, y esta es muchas veces difícil de definir, y a veces se cae en lo vacío, en convertirlo en un simple reclamo publicitario, cuando la excelencia es el trabajo que los alumnos desarrollan día a día”.

Remarcó que esa excelencia la quieren desarrollar para los alumnos de los distintos bachilleratos, preparándolos lo mejor posible para que el día de mañana puedan hacer lo que quieran.

En esta exposición, los alumnos ponen a prueba su imaginación y creatividad, con total libertad, para intervenirla con los materiales y estilo que quieran, mostrando los más variados diseños para envolver una botella de vino con los más diversos elementos. Asesorados por sus profesores, logran la fusión entre arte y vino a través de una botella, creando efectos sorprendentes.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: