contacto@villarrobledodiario.com

Entregadas las tarjetas del curso de Soporte Vital Básico y DESA

Villarrobledo
Entregadas la tarjetas a los participantes en el curso

Entregadas la tarjetas a los participantes en el curso

El salón de Plenos del Ayuntamiento de Villarrobledo ha sido escenario del acto de entrega de tarjetas de Soporte Vital Básico y Desfibrilador semiautomático (DESA), que acredita a las personas que han sido formadas en el manejo de este instrumento de emergencia sanitaria.

Este curso ha sido promovido por la Concejalía de Tráfico y Protección Civil del Ayuntamiento de Villarrobledo, e impartido por la Asociación de Técnicos en emergencias sanitarias de Castilla La Mancha (ATESCAM),

Hasta la fecha se han desarrollado dos cursos, contando con la participación de 40 alumnos. La actividad estaba dirigida a los asociados de ATESCAM de distintos municipios de las provincias de Albacete, Cuenca y Ciudad Real; a voluntarios de Protección Civil de Villarrobledo y a personal de servicios municipales de la ciudad. De los alumnos participantes, 20 eran personal laboral del Ayuntamiento.

El Concejal de Tráfico y Protección Civil del Ayuntamiento de Villarrobledo, Alfonso Jesús Blanco Esquinas, fue el encargado de hacer entrega de las tarjetas a los participantes en este curso, a los que felicitó por la iniciativa de apostar por seguir ampliando su formación.

Blanco agradecía a las personas que intervienen a través de la concejalía de Protección Civil para que estos cursos se puedan llevar a cabo, representados en la persona del coordinador de Protección Civil, Bernardo Coronado, agradecimiento que hacía extensivo a la empresa encargada de impartir estos cursos, ATESCAM, dedicada a la formación de personal, tanto profesionales como voluntarios de Protección Civil, así como a personal laboral de ayuntamientos, con este tipo de cursos de soporte vital básico, y utilización de desfibriladores semiautomáticos.

El concejal popular destaca la buena labor realizada, ya que resulta muy eficaz, dado que el curso ha contado con una parte teórica y otra practica, resultando muy interesante, por las posibilidades que ofrecía a los alumnos en cuanto al manejo del desfibrilador, “con lo que la jornada que se imparte de un día, permite formar de forma eficiente a las personas para el uso de un desfibrilador semiautomático”.

Villarrobledo

Para Alfonso Blanco, de nada serviría disponer de aparatos desfibriladores si después no se cuenta con personas expertas en su manejo, por lo que felicitaba a los asistentes a los dos cursos desarrollados hasta la fecha, a los que han asistido un total de 40 personas, “y han sido muy bien aprovechados, por lo que esperamos que esto sea sólo el inicio, y que haya una continuidad, y se siga preparando al personal para este tipo de actuaciones e intervenciones, que son muy beneficiosas, por el hecho de que ante situaciones de emergencia, que haya personal que sepa realizar operaciones que puedan salvar una vida, es de agradecer”.

Bernardo Coronado, coordinador local de Protección Civil, explicaba que las tarjetas ahora entregadas acreditan a la persona portadora de la misma durante dos años para poder hacer uso de un desfibrilador semiautomático.

Las tarjetas están firmadas por el director gerente del Instituto de Ciencias de la Salud, y son válidas en todo el territorio nacional, y específicamente en Castilla – La Mancha.

En estos cursos han participado personal de los distintos departamentos municipales, como deportes, piscina municipal, cultura, juventud, servicio de fisioterapia, junto a voluntarios de Protección Civil.

Según Coronado, este ha sido el inicio de una formación continuada que desde la concejalía de Protección Civil se quiere ofrecer en materia de prevención, dado que el ayuntamiento cuenta con tres desfibriladores, ubicados en dependencias del propio ayuntamiento, de la Casa de la Cultura, y de la Piscina Climatizada, además de que se encuentra instalado en el vehículo de Protección Civil.

Considera que este es el inicio para que Villarrobledo sea un municipio cardio protegido, “porque el tener conocimiento del manejo de estos equipos realmente puede ayudar a salvar la vida de una persona, aunque realmente lo que vale es la reanimación cardiopulmonar, hacer las compresiones torácicas, pero cuando hay una fibrilación, sin el desfibrilador lo tenemos complicado, por lo tanto hablamos de una herramienta que ayuda a salvar vidas”.

Por último, agradeció a ATESCAM la colaboración que viene manteniendo con el Ayuntamiento de Villarrobledo, a través de la concejalía de Protección Civil, haciendo una labor encomiable con la organización de estos cursos, que irán repitiendo en función de la demanda que haya de los mismos.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: