contacto@villarrobledodiario.com

En Villarrobledo se sueña con la posibilidad de jugar en segunda B si el Puertollano renuncia

Villarrobledo
fcpv-for131426

La afición de Villarrobledo ilusionada con la posbilidad de jugar en segunda división B.

El pontevedra gallego, equipo que perdió en la final con el conjunto puertollanense, también considera que tiene sus opciones

La posibilidad de que el Puertollano renuncie a jugar la próxima temporada en Segunda B, pese a haberse ganado el ascenso en el campo, abre la posibilidad de que el Villarrobledo ocupe la vacante que dejaría el equipo puertollanense. En todo caso, todavía quedan varios interrogantes por resolver para saber si el club rojillo podrá aprovechar esta opción e, incluso, si llega a confirmarse, si la nueva directiva aceptaría este reto.

Parece algo aventurado y frívolo hablar de este asunto cuando todavía el Villarrobledo no tiene presidente, aunque es una posibilidad que los nuevos gestores deben tener en cuenta, sobre todo porque muchos seguidores se han ilusionado con esa posibilidad, aunque siempre desde el respeto al Puertollano y con el deseo de que los problemas de este equipo acaben solucionándose.

Hay que recordar que el Puertollano sufrió hace dos temporadas un descenso administrativo por impagos. Por ello, si ahora quiere regresar a la categoría de bronce, deberá abonar cerca de 350.000 euros para saldar esa deuda anterior y, además, depositar hasta el próximo 5 de julio, un aval que ronda los 400.000 euros. Desde que se produjera el ascenso del conjunto de Puertollano, la directiva trabaja para cumplir estos requisitos, pero no está claro que pueda lograrlo.

¿Le correspondería la plaza al Villarrobledo?
La redacción del artículo 197, junto a los criterios deportivos, hace referencia a la territorialidad. Y es precisamente este aspecto es al que se aferra el Villarrobledo, y mas concretamente José Antonio Duro, al ser el siguiente equipo del grupo 18 que no obtuvo el ascenso, para plantearse reclamar esa vacante para sí. Aunque, según la norma que hemos podido estudiar, podrían tener sólo prioridad los equipos de una misma federación autonómica en el caso de las vacantes por causas económicas, recogidas en el artículo 194.

Villarrobledo

¿Le correspondería la plaza al Ponteveda?
Según el reglamento de la Real Federación Española de Fútbol, parece que también tendría sus opciones el Pontevedra, aunque la redacción de este reglamento es muy ambiguo. El supuesto de renuncia y cobertura de vacantes está recogido en el artículo 197, que en su primer punto estipula que “cuando un equipo que hubiere obtenido, por su puntuación, el derecho al ascenso, renuncie a consumar este, tal derecho corresponderá al inmediatamente siguiente mejor clasificado en la competición o, en su caso, fase, que con él hubiese competido”, pero se puede interpretar que sea el mejor de la competición o fase regional, con lo que podría ser el Villarrobledo.

En todo caso, todavía no está claro que el Pontevedra asuma esta plaza en caso del renuncia del Puertollano, puesto que el consejo de administración solo valoró recientemente las opciones que hay, pero sin tomar ninguna decisión firme. Por tanto, se espera que en la reunión que mantendrá este martes se vuelva a estudiar esta posibilidad y se adopte una postura definida.

El Puertollano tiene hasta el 5 de julio para presentar aval. Las renuncias se pueden comunicar hasta diez días antes de la asamblea de la RFEF, que será el próximo 24 de julio. Aunque si el club manchego finalmente no consigue antes saldar la deuda, se sabrá ya a lo largo de la próxima semana.

El posible descenso administrativo del Ourense sería otra opción, aunque parece que no se contempla en el Pontevedra. En este supuesto, recogido en el artículo 194, el Pontevedra debería afrontar el pago de la deuda del club ourensanista, algo a lo que la entidad gallega no está dispuesto ni parece que tenga capacidad económica.

Por su parte, el presidente del CP Villarrobledo hasta este próximo lunes 3o de junio, José Antonio Duro, ha pedido a José Antonio Rosell, si éste finalmente aceptara ser presidente de la entidad, que se plantee la posibilidad de jugar en segunda división B si finalmente existiera esta opción, pero también ha dejado claro que si la plaza finalmente le correspondiera al Villarrobledo y nadie decidiera cogerla, él saldrá al frente y no privará a esta ciudad y a esta afición de tener un equipo en la categoría de bronce del fútbol español.

A %d blogueros les gusta esto: