contacto@villarrobledodiario.com

En cartas al director: ‘Resaca de una desenfrenada noche elctoral en Villarrobledo’

Villarrobledo

Captura de pantalla 2015-05-26 a las 13.55.59

Siguiendo el protocolo ortodoxo en estos días de resaca postelectoral, quiero felicitar primero a los ciudadanos de Villarrobledo, a todos y cada uno, a los que votaron en una dirección o en otra, a los que no votaron por convicción, y a los que no pudieron hacerlo, unas veces impedidos por la propia administración y otras tantas por la misma providencia. Después, he de felicitar a TODAS las fuerzas políticas, sin excepción, que han concurrido en estas elecciones autonómicas y municipales de 2015, en especial a las fuerzas emergentes que consiguieron representación en el plenario.

 No podemos negar que algo está cambiando. Sobre todo si analizamos los resultados electorales desde una perspectiva más amplia. Aunque por supuesto, si escuchamos a los políticos, los viejos y los nuevos, seguimos observando su profunda convicción en la metáfora del vaso medio lleno o medio vacío. Escuchando las declaraciones de Rajoy o las portadas del ABC, nadie diría que el PP ha sufrido el mayor batacazo de su historia. Para ellos, el vaso ni siquiera está a medio llenar, está rebosante. Como le fue tan bien al Partido Popular, Rajoy, con su típico humor cetrino-galeico, se tomó la libertad de mofarse del siguiente batacazo protagonizado por el PSOE. En fín…

 Por otro lado están los nuevo partidos, o coaliciones, o confluencias – llaméenlos como quieran- Están eufóricos, algunos con razón y otros con menos. Ahí está el ejemplo de Alberto Garzón e IU, para los que los resultados de estas elecciones son el claro reflejo de como se puede observar la realidad con muchos colores y matices. IU se hunde con agonía silenciosa (me estoy refiriendo a nivel global), pero de alguna manera, parece que algo está despertando bajo las cenizas de la vieja izquierda. En el caso de Podemos, y todos sus demás partidos o agrupaciones satélites, es mucho más difícil sacar conclusiones racionales, por más que el corazón nos diga que las próximas elecciones generales puedan ser el último suspiro de los Partidos tradicionales. Ciudadanos parece que sí pero que no. El brillo en los ojos de Albert Rivera no era el mismo que en los de Pablo Iglesias en la noche del Domingo. Es evidente que han crecido muchísimo, como también es evidente quién anda detrás de la irrupción de Ciudadanos, pero aún así no han conseguido arrastrar a tantos votantes del PP como vaticinaban las encuestas (convertir los votos frágiles y desinformados de la izquierda en votos para la derecha ultraliberal. Objetivo cumplido) En cualquier caso, la Comunidad de Madrid muy probablemente vuelva a ser gobernada por el PP gracias al apoyo de Ciudadanos, uno de los pocos reductos conservadores que se salvan en esta escaramuza democrática.

 A nivel local el análisis puede ser algo más sencillo. La primera conclusión es que los ciudadanos de Villarrobledo no quieren que gobierne el Partido Popular.

Captura de pantalla 2015-05-26 a las 12.52.48

 El PP ha perdido 423 votos . El PSOE por su parte, ha perdido 937 votos. CIVI 990 votos. Las matemáticas son muy ilustrativas. El PSOE y CIVI han sido los partidos más castigados por el electorado. CIVI sale de las instituciones, aunque sería más acertado decir que es J.A.C el que desaparece, tras cuatro años de servilismo indigno al PP, caracterizado por los despidos, el paro, y las grotescas fotos utilizando el dinero público para proseguir con sus redecillas políticas. ¿Será esta su última palabra?. Lo del PSOE era fácil de prever. La renovación en la lista ha sido demasiado liviana, y parece que la gente ha castigado duramente la insistencia en algunas caras que se repiten como en el día de la marmota. No creo que haya sido el “forasterismo” de Alberto González, sino más bien su incapacidad para limpiar al completo las telarañas en la Casa del Pueblo. No obstante, el PSOE queda en disposición de volver a gobernar un defenestrado Villarrobledo, con más paro, más suciedad, más clientelismo y más incomunicación que hace cuatro años. Si Alberto González entiende el mensaje podrá gobernar bajo la estricta supervisión de las fuerzas minoritarias progresistas. El PSOE tiene que entender que ya no está solo, que hay ojos atentos y espabilados que lo vigilan. Tiene que entender que se ha terminado su hegemonía, y que ahora es uno más en el escenario político, con humildad, y con raciocinio. No encuentro ninguna medida en el programa electoral de unos y otros, en la que no puedan ponerse de acuerdo para que el olor a naftalina, incienso y VARON DANDY se esfume del consistorio.

Villarrobledo

Sin ninguna duda hay dos grandes ganadores. Por un lado la agrupación Se Puede, que después de mucho debate, idas y venidas, consiguieron concurrir a las elecciones y que han estado muy cerca de conseguir el segundo concejal. Han demostrado que se puede llegar sin dinero, sin infraestructura, con ilusión, pero sobre todo han demostrado que el cambio generacional es un hecho. 1114 votos son muchos, los suficientes como para tener una de las llaves de la gobernabilidad. Faltaron 3 votos para conseguir el segundo concejal. Los votos en nulo y los votos en blanco en estas elecciones fueron más de 500. Me pregunto cuántos votos podrían haber aumentado si la maquinaria de la agrupación hubiera sido más eficaz, y su mensaje algo más ambicioso. Ahora viene lo más difícil para ellos. El modelo asambleario puede ser solo un castillo de naipes, y convertir al representante de SE PUEDE en una figura sin ninguna capacidad para ejecutar la política cotidiana en la que se han de tomar decisiones importantes a diario. Es más, en la política siempre quedarán los moscardones perdidos, dando bandazos y apareciendo en uno y otro partido con tal de que sus oscuros intereses se cumplan. CIVI nació así, espero que SE PUEDE no muera así. Supondrá un reto difícil, pero los 1114 votos son los suficientes como para otorgarles un margen de confianza. Otra vez vuelvo a insistir en la importancia de querer interpretar al pueblo soberano. Villarrobledo no quiere PEPEs vistiendo santos, ni CIVIs acomodados, quiere otra cosa, todavía no se bien qué otra cosa, pero no la que había. SE PUEDE y su candidato Mario, han contraído una responsabilidad tremenda para con sus electores. Y estoy convencido de que la inmensa mayoría de ellos les pedirán gravamen y sosiego en las negociaciones para la alcaldía. CIVI nos regaló cuatro años inagotables de la derecha más rancia en los últimos treinta años, y ha sido castigado duramente por ello. Tampoco creo que ninguno de sus electores perdonaría a SE PUEDE una nueva legislatura para Valentín Bueno y sus políticas erráticas.

 Manuel Ángel Clemente se estrenará como concejal de Villarrobledo. Quizás sea el candidato que más se merezca su futuro cargo. Lo digo en el sentido de las tremendas dificultades ante las que se enfrentaba IU en estas elecciones. Mientras IU en general pierde fuelle preocupantemente, Manuel y su equipo han conseguido no solo mantener los votos de las pasadas elecciones, sino aumentarlos en 125 votos, más si cabe teniendo en cuenta la irrupción de SE PUEDE, en la que muchas veces convergen simpatizantes y programa. IU tendrá la llave restante, de la misma calidad, peso y color que la de SE PUEDE. Sería una negligencia obviar el batacazo de IU en Extremadura y otras localidades en las que IU ha permitido el gobierno de la derecha. Lo que está muy claro es que el PSOE, si pretende participar realmente del cambio, tiene que asumir ciertas premisas que son inherentes al izquierdismo: la defensa de lo público en todas las cuestiones que implican la dignidad de las personas, y la defensa de la promoción activa de la igualdad de oportunidades y la lucha por las minorías y los colectivos populares. Si el PSOE no está ahí, será difícil acabar con el desgobierno del PP en Villarrobledo.

Ciudadanos, el de Lacoba y Rivera, finalmente no han conseguido representación. Es curioso el mensaje. 627 votos. No crean que no son votos. No los suficientes es obvio, pero son bastantes más de los que ha perdido el PP. ¿Entonces?. Ciudadanos ha “robado” votos a la derecha, pero no tantos como cabría suponer después de la devaluación de una marca corrompida desde su mismo nacimiento: El PP de los recortes y la mantilla, el de Rita y sus compinches contando dinero, el de Bárcenas, los sobresueldos, las mordidas. El PP de Aguirre, esa extraña sexagenaria que parece la mala de una telenovela venezolana, con ese populismo tan salvaje, castizo y neocon, El PP del paro y la nueva esclavitud, el PP de la manipulación informativa. Ese PP tan rancio y “castoso”, no ha sido suficiente “leitmotiv” para castigar a un equipo de Gobierno que en Villarrobledo se ha comportado como un equipo de feligreses mezclados con hooligans autómatas, defendiendo siempre los intereses de cualquiera que no fueran los ciudadanos de Villarrobledo.

 PD: a estas alturas, unas 48 horas después de las elecciones, sorprendentemente y en pleno siglos XXI, el recuento no ha terminado definitivamente . Se PUEDE quizás pueda arrebatar algún concejal a otras fuerzas, y PODEMOS perder su diputado a favor del PSOE en la región – Creo que en Venezuela tardan menos en contar los votos (modo ironía Rajoyística – Saludos.

A %d blogueros les gusta esto: