contacto@villarrobledodiario.com

En cartas al director: ‘Queridos Reyes Magos’

Villarrobledo

reyes-magos

Estimado director:

En este año 2014 que recién nos deja, me he portado extraordinariamente bien. He hecho la mayoría de las cosas que me han pedido los Mayores.

He pagado todos mis impuestos. Supongo que a vosotros – siendo portadores de sangre azul como sois – poco os importará este tema de los impuestos. Pero para los Mayores es una cuestión fundamental. Ellos dicen que tenemos que pagar nuestros impuestos y quejarnos poco, porque son minucias que no financian – ni de lejos – la vida que llevamos por encima de nuestras posibilidades. Es curioso esto de los Mayores, tan preocupados por los impuestos que pagamos, y tan dispuestos a no pagarlos ellos mismos. Con sus papeles en B, y sus explicaciones en diferido. Queridos Reyes Magos, los Mayores en realidad no creen en vosotros. A nosotros, que nos llaman jóvenes e inexpertos, si que nos hace mucha ilusión que cumpláis nuestros deseos.

Los Mayores dicen que para recibir vuestros regalos debemos portarnos bien durante todo el año. Como os he dicho, he pagado mis impuestos como un buen cristiano. Ya ni si quiera pregunto para que los van a utilizar. No se si tendrán pensado construir otro monolito inservible, u otro aeropuerto fantasma. Tampoco sé si lo recaudado lo esconderán en sus bolsillos para luego gastarlo en fiestas.

Me he portado bien. Casi no he salido a gritar a la calle por los recortes, por los ministros de cera que nos gobiernan, por la silueta renqueante de los populistas que hablan detrás de una pantalla de plasma pagada con dinero negro. No he gritado tampoco cuando las culebras de la corrupción empezaron a salir de los sótanos atascados. No se podrán quejar los Mayores desde luego.

No he salido a la calle a reclamar los derechos de los enfermos de Hepatitis, maltratados por un Gobierno que negocia con sus vidas cruelmente, mientras permite con amabilidad las puertas giratorias, las obras faraónicas o la evasión de impuestos – a las grandes fortunas por supuesto -. No me he quejado porque una minoría le está arrebatando poco a poco, pero a destajo, sus derechos a una mayoría cada vez más arrodillada. No me he quejado por las listas de espera vergonzosas para acceder a un especialista en la Sanidad Pública de mi región, no me he quejado por que se lleven a nuestros enfermos a operarlos a otras comunidades, para que luego se lucren los amigos de los Mayores. Ni si quiera les he pedido las explicaciones pertinentes a los Mayores, de porqué vosotros, los Reyes Magos de Oriente, a pesar de los humildes deseos del año pasado, solo me trajisteis calcetines, colonia y más decadencia en el país.

Villarrobledo

En cualquier caso, me he portado bien, de verdad. Si no me he quejado todo este largo tiempo, no ha sido solo porque tema que la policía pueda detenerme en la calle como si fuera un terrorista, convirtiéndose en juez y parte con la nueva Ley Mordaza, o porque tema que puedan dejarme tuerto sin consuelo en una manifestación. Lo he hecho porque los Mayores me lo han pedido. Porque dicen que así traeréis trabajo y monedas de oro.

Este año no voy a pedir eso. Comprendo que para vosotros, con la caída acusada de los precios del petróleo, este año os sea muy difícil arreglar un país con seis millones de parados, y con una deuda nacional que es mayor que lo poco que tenemos, y que ya os han vendido a precio de colega los Mayores.

No os voy a pedir cosas difíciles. Espero que tengáis en cuenta mis correctos antecedentes en cuanto a ciudadano ejemplar.

Cuando llegue Mayo quiero unos nuevos políticos para mi pueblo y mi región. Quiero que sean expertos en resolver los problemas que vosotros, queridos Reyes Magos de Oriente, no resolveréis nunca con vuestra moneda negra y devaluada. Espero que no sean de nuevo unos charlatanes sin ninguna formación, y que juran y perjuran por un puñado de votos. Espero que esos nuevos políticos detesten hacerse fotos mientras ponen denuncias en un Juzgado con el sólo propósito de rascar en las urnas. Deseo que sobre todo digan la verdad. Que se preocupen de las asociaciones de dependientes y de vecinos, pero todos los días del año, y no solo cuando apremian las elecciones. Espero que estos nuevos políticos si que expliquen dignamente, en que se gastarán el dinero recaudado. Que expliquen porqué sólo unos poco empresarios de Villarrobledo cuyos antecedentes políticos son bien conocidos, son los que reciben la mayor parte del pastel de las subvenciones, y luego otros, la mayoría de los currantes autónomos – y anónimos- que hacen grande este pueblo, permanecen cabizbajos esperando que el aire sople en otra dirección.

También os pediría, Queridos Reyes Magos, que los políticos que nos regaléis en Mayo no sean de segunda mano, con ese característico olor a naftalina. Que no sean políticos con sed de venganza, cuyo único cometido sea entorpecer el cambio. Que no tengan ya el culo cuadrado de tanto apoltronarse en el cargo, y que no estén viciados por las contrariedades políticas que los Mayores han creado.

Dejo a medias esta carta queridos Reyes, a expensas de que en Noviembre tenga que volver a pediros nuevo regalos.

 

José Arcadio Maldía.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: