contacto@villarrobledodiario.com

El Villarrobledo se transforma en la segunda mitad e inicia la competición liguera con buen sabor de boca

Agruserpy
Madridejos 1 Villarrobledo 3

Imagen del salto por un balón de Dani Cabezuelo con un jugador del Madridejos. La Tribuna de Toledo. Foto: H. Fraile

FICHA TÉCNICA

CD Madridejos.- Rodri, Agus, Olivares, Vidal, Blai, Alexis, Alfonso, Acuña, Chata, Julen y Diego Prado. En la segunda mitad Zeben salió por Alfonso; Javi Vela por Julen y Alberto por Diego Prado.

CP Villarrobledo.-Adrián Zarco, Juanvi, Víctor Calatrava, Dani Cabezuelo, Suso; Víctor García, Pituli, Fernando, Ricardo; Piojo y Calle. En la segunda parte salieron Pepe Delgado por Fernando, Alberto por Ricardo y Lolo Guerrero por Suso.

Goles: 1-0.- Minuto 34.- Diego Prado; 1-1.- Minuto 49.- Ricardo; 1-2.- Minuto 55.- Piojo; 1-3.- Minuto 61.-Calle

Arbitro: Sevilla Lérida, bien en líneas generales. Amonestó a Rodri, Diego Prado, Alexis y Acuña por el Madridejos y a Suso y Calle por el CP Villarrobledo.

Incidencias: Partido disputado en el Campo Nuevo de Madridejos, ante unos 300 aficionados en las gradas

El CP Villarrobledo ha comenzado la competición con un importante triunfo por 1-3 ante el siempre difícil Madridejos. Además, el triunfo se produjo en el Campo Nuevo, en el que los locales se saben manejar con el constante apoyo de sus aficionados, que ayer apretaron de lo lindo en busca de un triunfo que finalmente se llevaron los nuestros.

La victoria se fraguó en una buena segunda mitad, en la que los de Villarrobledo cambiaron la cara y se transformaron con respecto a una primera parte en la que los de Manolo Martínez no estuvieron cómodos en ningún momento. Sin embargo en los segundos 45 minutos los villarrobledenses mostraron sus argumentos ofensivos y se llevaron un triunfo muy importante para iniciar la competición.

El triunfo tiene mucho más mérito si tenemos en cuenta que Manolo Martínez llegaba a este partido extremadamente mermado de efectivos. Durante la semana se confirmaba que tres jugadores tan importantes como Corrales, Alejandro y Casero no podían jugar por problemas burocráticos. A ellos había que sumar a tres hombres como Felipe Belmonte, Lolo Guerrero e Isma Rangel que por diferentes lesiones se han perdido buena parte de la pretemporada y no estaban en condiciones para este partido, pese a que Manolo Martínez tuvo que tirar de ellos para que al menos estuvieran en el banquillo, e incluso tuvo que arriesgar sacando al terreno de juego a Lolo Guerrero para sustituir al sancionado Suso.

Si estos 6 jugadores ausentes no eran demasiado problema, había que añadir los problemas musculares de Adrián  Zarco, que no tuvo más remedio que ponerse en la portería ante la lesión de su compañero Borja y la ausencia de Casero.

Pero el caso más significativo fue el de Ricardo Bonilla, que tuvo que jugar el partido con una vértebra rota. Y es que el de El Provencio, viendo la escasez de efectivos  (tan sólo 13 y con un solo portero que además también estaba tocado), tuvo que tirar de pundonor y profesionalidad, vistiéndose de corto. Durante el partido se le notó mermado, jugando en una posición como la banda derecha absolutamente inusual para él, pero aún así sacó fuerzas de flaqueza  y marcó el gol del empate que dio alas a los suyos.

Con todos estos problemas afrontaba el partido Manolo Martínez, que además tampoco pudo poner en el once titular a Pepe Delgado debido a sus escasos días de entrenamiento con los villarrobledenses. Pese a ello no quiso quejarse en ningún momento y afrontó el choque con máxima confianza en los escasos 11 hombres sanos que le quedaban de la primera plantilla.

Villarrobledo

La primera parte no fue demasiado buena de los nuestros,  a los que les costaba crear fútbol en el centro del campo, y que no permitía que llegasen balones a los delanteros. Se perdían demasiados balones y las segundas jugadas o rechaces siempre correspondían a los madridejenses, que además salían con una fueza inusitada para la altura de pretemporada en la que nos encontramos, robando muchos balones y generando incertidumbre en la defensa albaceteña, aunque sin crear demasiado peligro.

 La primera ocasión local llegaría en el minuto 9, gracias a una buena combinación de los toledanos que habilitaría a Chata en una buena posición. Su remate defectuoso acabaría saliendo fuera.

Poco después los madridejenses conseguirían perforar la meta de Zarco, pero el remate de Alfonso sería anulado por el asistente al encontrarse en posición antireglamentaria.

No estaba siendo un buen partido de los nuestros, que hasta el minuto 25 no dispararían sobre la portería local. Sería Víctor García el que remataría, saliendo el balón muy desviado.

La superioridad madridejense se traduciría en el primer gol del partido en el minuto 34, gracias a un gran gol conseguido por Diego Prado, que se sacaba un gran disparo desde más allá de la frontal por el que no podría hacer nada Adrián Zarco.

Mal pintaban las cosas para un Villarrobledo que sobre todo no generaba fútbol en el centro del campo, que jugaba demasiado directo por este hecho  y que debido a esa falta de control y pérdida de rechaces y de segundas jugadas, concedía llegadas a los madridejenses.

Pese a este juego, los nuestros tendrían la oportunidad de empatar poco antes del descanso con un remate de cabeza de Suso que Rodri enviaría a córner, y un remate posterior de Pituli a la salida de este saque de esquina que acabaría yéndose fuera por poco.

SEGUNDA MITAD

Sin embargo, el partido mejoraría para los de Manolo Martínez en la segunda mitad . El técnico motillano corregió los errores de la primera parte, pidió a sus jugadores mayor control de balón y, sobre todo, los rojillos encontraron el acierto perdido en los primeros 45 minutos.

También se llegó más por banda en esta segunda parte, sobre todo por la izquierda con Calatrava y Pituli. Precisamente en una acción de Calatrava por la izquierda, acaba con un buen centro del extremeño, encontrando la cabeza de Ricardo, que saltando más que su rival, conseguía empatar el partido.

Este gol dio alas a los albaceteños, que aún así pudieron haber recibido el segundo poco después, en una jugada que acabaría sacando Calatrava debajo de los palos.

En una jugada posterior llegaría el error del guardameta Rodri que regalaría el balón a Piojo. El albaceteño desde muy lejos se marcó una vaselina espectacular y batió al portero madridejense, poniendo a los suyos por delante y dando la vuelta al marcador.

Los toledanos tuvieron el empate en un remate de Alexis que tocaría milagrosamente Zarco enviando a Córner. Y de lo que pudo ser el empate a 2, se pasaba posteriormente a la jugada más elaborada de los de Manolo Martínez. Esa buena acción culminaría con el gol de Calle, que aprovechando un rechace que le dejaba solo ante Rodri, suponía el 1-3 en el marcador.

A partir de aquí el Villarrobledo se asentó mucho mejor en el partido, no concedió tantas llegadas a su rival, y arriba Calle sacaba de sus casillas a los defensores madridejenses.

En definitiva, primera victoria para los villarrobledenses en un partido plagado de ausencias y de problemas para los de Manolo Martínez, consiguiendo darle la vuelta al marcador en un choque que se les había puesto muy complicado, demostrando que arriba tienen mucha “dinamita”.

El próximo partido los de Manolo Martínez recibirán en el Municipal de la Virgen, a partir de las 11:30 horas, al CD Azuqueca de Manolo Alfaro.

Villarrobledo
A %d blogueros les gusta esto: