contacto@villarrobledodiario.com

El PSOE reclama al alcalde que explique la relación que el Ayuntamiento mantiene con el abogado Juan Marcos Molina

Villarrobledo
Pedro Antonio Ruiz, vice portavoz socialista, ha vuelto a preguntar sobre la relacion con el abogado

Pedro Antonio Ruiz, vice portavoz socialista, ha vuelto a preguntar sobre la relacion con el abogado

Pedro Antonio Ruiz, vice portavoz del grupo Socialista en el Ayuntamiento de Villarrobledo, ha vuelto a reclamar que el alcalde ofrezca información sobre la relación que este consistorio mantiene con el abogado Juan Marcos Molina, a su vez diputado provincial y concejal del PP en el Ayuntamiento de Albacete.

Recordaba que ya durante el pasado pleno ordinario preguntaron sobre este asunto al alcalde, sin recibir contestación por su parte, y que deben conocerse las realidades a los que les somete el PP, “y que por mucho que intente ocultar, poco a poco se van a ir conociendo”.

Durante el pasado pleno, desde el grupo Socialista se preguntó al alcalde sobre la relación profesional que el Ayuntamiento de Villarrobledo mantiene con el letrado Juan Marcos Molina de Benito, que tiene además la condición de político y persona pública, dado que es concejal del PP en el Ayuntamiento de Albacete y portavoz de  este partido en la Diputación de Albacete, “por tanto es una persona muy conocida para nuestro alcalde, y por ello me gustaría, ya que no lo hizo en el Pleno, que dijera cual es la razón por la cual se confía los destinos jurídicos de este ayuntamiento en este letrado”.

Pedro Antonio Ruiz considera que es bueno que el alcalde explique si es casualidad o  no la elección de abogado en la persona de un político en activo, “que podrá tener reconocida la compatibilidad para ejercer, cobrar media jornada de la Diputación, cobrar indemnizaciones por asistencias en el Ayuntamiento de Albacete, pero hoy es una realidad que el Ayuntamiento de Villarrobledo está contratando a un abogado que también tiene la condición de político, y tiene que quedar claro que no hay ninguna relación que no sea la estrictamente profesional para que nadie piense que se ha elegido a dedo a este letrado por ser un cargo político, y es lo que debe negar el alcalde, porque sino la apariencia puede ser otra”.

Recordaba también cómo en el último pleno preguntó al alcalde si había facturas de este abogado, “y de nuevo se salía  por los cerros de Úbeda”, apuntando que tras solicitarlo, han tenido acceso a varios expedientes, por los cuales Juan Marcos Molina presentaba una factura proforma, con fecha 3 de octubre de 2012, por importe de 17.028 euros, demandando ahora conocer si esa factura se ha consolidado en esa cantidad, o si en Intervención o en otro departamento municipal, hay otra factura ajustada a una cantidad distinta, a recibir por los trabajos realizados.

Villarrobledo

Según Pedro Antonio Ruiz, es bueno que los ciudadanos tangan conocimiento de todo esto, “y que el alcalde no tenga ánimo de ocultar que ha contratado a un compañero de partido para un pleito, y que diga la cantidad que le va a pagar, porque ocultar esa relación y esas cantidades no ayuda a la claridad y la transparencia “.

En concreto, precisaba que esta factura se refiere a una demanda de un juicio declarativo ordinario, presentado el 7 de septiembre de 2012, para ejercer la acción de reclamación de cantidad en concepto de incumplimiento contra el Banco CCM, dado que había unos avales prestados anteriormente por la empresa “Cuatro Carreres”, que debía cumplir una obligación que dimanaba del original contrato de la obra del VII Centenario, y que al no cumplir, se ejecutaron los avales.

Detallaba Pedro Antonio Ruiz que no fue necesario un juicio completo,  sino que el 7 de septiembre de 2012 se presentó, y un mes después se tenía la resolución, ingresándose las cantidades reclamadas, al haber un acuerdo extrajudicial, “con lo que veremos si es que el acuerdo era previo, si hacía o no falta presentar esa demanda o si es que fue como un bálsamo, presentar la demanda y sin necesidad de mover un papel en el juzgado, ya se nos pagó”.

Abundaba en que en este caso se pagó una obligación constituida anteriormente en el Ayuntamiento, ya que la anterior corporación, al hacer este contrato, estableció unos avales para garantizar la ejecución de la obra y la entrega de dos viviendas, y que en caso de incumplir tal acuerdo, el banco era quien tenía que cumplir.

Por ello considera que debe aclararse si hay relación o no entre la condición de político del PP de Juan Marcos Molina, y el encargo del Ayuntamiento de Villarrobledo.

Pedro Antonio Ruiz ponía otro ejemplo, detallando que desde el Ayuntamiento de Villarrobledo se encargó a este letrado que resolviera el contrato que unía a la empresa antes citada, que ejecutaba la última fase de la obra del VII Centenario, en un juzgado en Valencia, donde se estaba llevando a cabo un procedimiento concursal contra la misma.

Según explicaba, el letrado presentó la demanda, perdida por el Ayuntamiento de Villarrobledo, que fue condenado al pago de las costas de la parte contraria, algo que debía hacerse de forma doble, dado que se demandaba a dos partes. Tras recurrir la sentencia, se vuelve a perder, siendo igualmente condenado el consistorio al pago de las costas de los dos abogados y procuradores de la parte contraria, “lo que sumado al pago al abogado y al procurador del Ayuntamiento, supone mucho dinero, y todo bajo la dirección de Juan Marcos Molina”.

Detallaba que, por registro de entrada, el pasado 12 de diciembre, los abogados  a los que se debe abonar las costas, presentaron un escrito , indicando que, a su juicio, las costas a las que tienen derecho deben calcularse sobre una base de más de dos millones de euros, ambos letrados aceptan cada uno, en concepto de honorarios profesionales, la cantidad de 35.000 euros + IVA, siempre que dichos honorarios les sean reconocidos y abonados antes del 31 de enero de 2015, y que en el supuesto de que el ayuntamiento no aceptase  el mutuo acuerdo que se proponen, se verán en la necesidad de hacer una tasación de costas, a partir de una base de más de dos millones de euros, lo que duplicaría con creces los costes a abonar.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: