contacto@villarrobledodiario.com

El PSOE insta a Cospedal que retire su “pucherazo electoral” y se siente a negociar

Villarrobledo
José Luis Martínez Guijarro

Imagen de José Luis Martínez Guijarro.

 

El portavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha instado hoy a Cospedal a retirar la propuesta de “pucherazo electoral” cuya toma en consideración será debatida esta tarde en el pleno de la cámara regional, y se siente a negociar con el PSOE y el resto de las fuerzas políticas y agentes sociales de nuestra comunidad autónoma para hacer una ley “sin trampas y que no levante ningún tipo de sospecha”.

Para Martínez Guijarro, de no retirar esta propuesta de reforma, estaríamos ante un nuevo paso hacia el “golpe de estado electoral que viene persiguiendo Cospedal desde el inicio de la legislatura”.

Y es que, según argumentaba el portavoz socialista, han sido hasta tres las ocasiones en que ha cambiando la ley electoral en lo que va de legislatura y lo ha hecho, además, “faltando a su palabra porque dijo que lo haría por consenso” y convirtiendo a nuestro Estatuto de Autonomía en el primero, en la historia de la democracia en España “que se ha modificado sin consenso y ha sido impuesto por un solo partido político”.

Así recordó que la legislatura en las Cortes regionales se inició con 49 diputados, “después en mayo de 2012, Cospedal los subió a 53 diciendo que así habría más democracia; luego, en septiembre de ese mismo año, anunció que los iba a reducir a la mitad, es decir a 25, y en junio de 2014 los vuelve a subir a 33”. Y es que para el portavoz socialista, han estado subiendo y bajando el número de parlamentarios para ver si le cuadraban las cuentas.

Villarrobledo

Martínez Guijarro señaló, igualmente que no tiene ninguna justificación que sean 33 los diputados que se contemplen en esta reforma electoral, “por qué no son más o menos”, preguntó y aseguró que ese número lo han elegido de manera arbitraria y porque creen que con el mismo tienen alguna posibilidad de ganar.

“Lo que pretenden está muy claro: impedir que las fuerzas minoritarias puedan entrar en el parlamento regional y que el PP pueda obtener más escaños con menos votos”, indicó.

“Más escaños con menos votos”
En este sentido, aseguró que si se aplicara el “pucherazo electoral” que quiere poner en marcha Cospedal a los resultados obtenidos en las autonómicas de 1995 o a las últimas elecciones europeas, los resultados serían muy significativos y se podría comprobar las verdaderas intenciones que persigue esta reforma.

Así, explicó que en las elecciones del 95, en las que se produjeron los resultados más ajustados de la historia, el PSOE obtuvo 14.000 votos más que el PP, lo que llevó a que los socialistas tuvieran 24 parlamentarios frente a los 22 del PP y 1 IU. Con la nueva norma, el PP teniendo menos votos que el PSOE obtendría un escaño más, 17 frente a 16. “Esto es lo que busca Cospedal, que ante un resultado ajustado exista la posibilidad de que el PP obtenga más diputados aunque no saque más votos”.

Igualmente, explicó que de aplicarse la reforma a los últimos resultados de las europeas, indicó, en las Cortes de Castilla-La Mancha habría cinco formaciones políticas y el PP no obtendría mayoría absoluta.

Pacto regional contra la pobreza
Por otra parte, se refirió al debate general sobre la pobreza infantil en Castilla-La Mancha que tendrá lugar en el pleno de esta tarde. Indicó que el Grupo Socialista va a plantear que se llegue a un pacto regional para que todas las administraciones trabajen de manera eficaz y conjunta en materia de pobreza infantil y cuya primera decisión debería ser la apertura de los comedores escolares este verano.

Para Martínez Guijarro, el Gobierno de Cospedal no puede decir que la competencia de los comedores escolares es de los ayuntamientos, “porque nuestro estatuto de autonomía es claro y dice que la protección a la infancia es competencia exclusiva de la comunidad autónoma”, concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: