contacto@villarrobledodiario.com

El PSOE califica la encuesta sobre el SESCAM como un “lavado de imagen” del gobierno

Villarrobledo
Juan Luis Iñiguez, portavoz del grupo Socialista, hacia una valoración de la encuesta de satisfacción del Sescam

Juan Luis Iñiguez, portavoz del grupo Socialista, hacia una valoración de la encuesta de satisfacción del Sescam

Juan Luís Iñiguez, portavoz del grupo Socialista en el Ayuntamiento, ha realizado una valoración sobre la Encuesta de Calidad y Satisfacción del Servicios de Salud de Castilla – La Mancha, dada a conocer días atrás por la presidenta Cospedal. A su juicio se trata de una operación para lavar la imagen del gobierno regional.

La encuesta ha sido realizada a 5.670 pacientes de Atención Primaria,  Atención especializada y Urgencias, con una nota que supera en todos los servicios la puntación de 8, algo que resulta muy curioso al portavoz socialista, dado que la propia presidenta Cospedal ha destacado que la encuesta ha sido realizada con medios propios del SESCAM.

Para Juan Luís Iñiguez, se trata de una encuesta realizada con criterios de auto evaluación, “por lo que esta forma de hacer las cosas la hace sospechosa de que ese notable muy alto que se pone, es consecuencia de la alta cocina que se ha impreso a este trabajo, y por tanto es otra mentira más del gobierno regional, en un momento en que necesitan hacer esta operación de lavado de imagen de una imagen altamente deteriorada, y más en temas que afectan a la sanidad de Castilla – La Mancha”.

Considera curioso que la encuesta salga en un momento en que se acumulan numerosas quejas en materia sanitaria, tanto de profesionales como de usuarios, indicando que existen ejemplos que contradicen los datos reflejados en dicha encuesta,  haciendo referencia a la denuncia del sindicato de Médicos de Castilla – La Mancha, afirmando que hay muchos centros sanitarios en una situación límite, resultando alarmante la cantidad de pacientes que guardan cola para ser atendidos en los servicios de Urgencias.

Villarrobledo

Abunda en que esta encuesta coincide con un momento en que se ponen en marcha medidas tan lamentables como las que se desarrollan a las puertas de los hospitales de Alcázar y Ciudad Real, “en el que hay ubicado un camión para realizar ecografías y resonancias, pruebas que cuestan un 60% más caras si las realiza una empresa privada que si las lleva a cabo la sanidad pública”.

Añadía que se ha destapado también la existencia de una lista B de espera para la realización de pruebas de ecografías y resonancias, donde habría entre 9.000 y 14.000 expedientes que no se habrían incluido voluntariamente en las listas oficiales, evitando así engrosar las mismas.

A su juicio, a esta situación ha contribuido el plan de choque contra las listas de espera, que lo que ha hecho ha sido incrementar el sufrimiento de los pacientes, que se ven obligados a operarse en otras comunidades autónomas, regresando en el mismo día a sus domicilios.

Recordaba que este Plan cuenta con 15 millones de euros de dotación, “que no tienen otra finalidad que derivar al sector privado este dinero, cuando vemos como en hospitales como el de Villarrobledo los quirófanos permanecen cerrados por las tardes, y se prefiere pagar esta cantidad a la sanidad privada antes que poner en marcha nuestros propios quirófanos. Esta es la gran política y la gran nota que se merece la señora Cospedal”.

Respecto al periodo estival,  Juan Luís Iñiguez comentaba en el Hospital de Villarrobledo van a permanecer cerradas 20 camas, de las 114 con que cuenta el centro, cifra que se eleva a 201 en el conjunto de la provincia de Albacete, y a 1.110 camas en toda la región.

Afirma que en Villarrobledo hay otro ejemplo de inoperancia en materia sanitaria, como es la inacabada obra del segundo centro de salud, indicando que este es un asunto por el que también se debería haber preguntado a los vecinos, “por lo que entendemos que esta encuesta es una burla para los pacientes, a los que se les está dando cita para operarse de 12, 15, y hasta 18 meses”.

Por último afirmaba que todo el tiempo perdido en estos tres años  en materia sanitaria va a costar mucho recuperarlo, estimando que será necesaria una legislatura completa para poder volver al nivel de calidad y satisfacción que había, algo de lo que deberían ser conscientes los ciudadanos, apuntando que el esfuerzo del PSOE, si gana las próximas elecciones, irá dirigido a recuperar esos niveles perdidos en la sanidad pública.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: