contacto@villarrobledodiario.com

El próximo 15 de octubre se iniciará la campaña de vacunación antigripal

Villarrobledo

Captura de pantalla 2015-10-05 a las 16.11.35

El consejero de Sanidad ha explicado que serán los centros sanitarios los que programen sus fechas para iniciar la vacunación, que en la campaña anterior se situó en el 54,03 entre los mayores de 65 años, administrándose un total de 212.709 dosis. En el resto de los grupos de riesgo se administraron 37.546 dosis y se vacunaron el 28,18% de los profesionales sanitarios.

El Gobierno de Castilla-La Mancha iniciará el próximo 15 de octubre la campaña de vacunación antigripal 2015-2016 en la red de hospitales, centros de salud y consultorios locales de la región para la cual este año se han invertido más de 840.840 euros para la adquisición de un total de 366.500 dosis, tal y como ha explicado hoy el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz.

La población a la que van destinadas son, entre otros, los mayores de 65 años, adultos y niños con procesos crónicos, en tratamiento u hospitalización durante el año anterior por diabetes, insuficiencia renal, anemias o inmunosupresión; niños y adolescentes en tratamiento prolongado con aspirina; embarazadas, trabajadores de servicios públicos asistenciales, fuerzas de seguridad del Estado, protección civil, bomberos, personal de emergencias y trabajadores de centros de internamiento.

Asimismo, se aconseja la vacunación a todas aquellas personas que puedan transmitir la gripe a quienes tienen riesgo de presentar complicaciones: trabajadores de centros sanitarios, residencias de mayores y de otros servicios sociales, cuidadores domiciliarios y otros convivientes y viajeros internacionales y trabajadores que por su ocupación puedan estar en contacto con aves sospechosas de gripe aviar.

Según ha indicado el consejero de Sanidad, como en campañas anteriores, serán los centros sanitarios los que programen las fechas para iniciar la vacunación que se prolongará los meses de octubre, noviembre y diciembre, en función del número de la población de riesgo adscrita y de sus propias cargas asistenciales.

Por ello, se recomienda a los ciudadanos que se dirijan a su centro de salud o consultorio local, donde les indicarán los días y horarios para proceder a su vacunación. Las personas con asistencia sanitaria de aseguradoras deberán consultar con el personal sanitario de su compañía.

Villarrobledo

Fernández Sanz, que ha estado acompañado por el director general de Asistencia Sanitaria del SESCAM, José Antonio Ballesteros, ha precisado que la difusión de la campaña antigripal de la nueva temporada tendrá como soportes un total de 40.000 folletos y 1.000 posters, que también estarán accesibles en la página web de la Consejería de Sanidad y del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Igualmente, los consejos y mensajes sobre recomendaciones de vacunación se emitirán en las pantallas de video de los centros sanitarios.

Cobertura en la pasada campaña

En la temporada anterior la cobertura de vacunación alcanzada entre los mayores de 65 años se situó en el 54,03% administrándose un total de 212.709 dosis. En el resto de los grupos de riesgo se administraron 37.546 dosis y se vacunaron el 28,18% de los profesionales sanitarios. El objetivo de la Consejería de Sanidad es alcanzar o superar una cobertura de vacunación del 65% en el grupo de mayores de 65 años y del 30% en el grupo de profesionales sanitarios.

La tasa acumulada de personas que padecieron la gripe en Castilla-La Mancha en la temporada anterior fue de 2.834,1 casos por 100.000 habitantes. En este sentido, los responsables sanitarios de la Comunidad Autónoma han coincidido en hacer un llamamiento a la población de los grupos de riesgo para que se vacunen y puedan prevenir los efectos de esta patología.

Asimismo, el consejero de Sanidad ha precisado también que los síntomas de la gripe, salvo complicaciones por otras enfermedades que se pudieran dar, se atajan con analgésicos y antitérmicos para reducir la fiebre, con abundante hidratación, reposo y medidas higiénicas adecuadas para evitar los contagios (taparse boca y nariz para toser y estornudar, hacerlo en un pañuelo y lavarse las manos con frecuencia).

La vacuna contra la gripe no se podrá administrar a las personas con reacciones anafilácticas severas tras la administración de una dosis previa de vacuna antigripal o tras la ingesta de huevo. Los alérgicos al huevo con un grado menor de intensidad pueden ser vacunados frente a la gripe en un centro sanitario con los medios adecuados para el tratamiento de reacciones anafilácticas.

Tampoco se administrará a niños menores de 6 meses y a personas que hayan sufrido alguna vez parálisis debido al síndrome de Guillain-Barré. En el caso de personas con fiebre o infecciones agudas más severas que un catarro, se pospondrá la vacunación hasta la remisión de esos procesos, mientras que en las mujeres embarazadas, la vacuna se administrará preferentemente después del primer trimestre para evitar la asociación coincidente con el aborto espontáneo.

A %d blogueros les gusta esto: