contacto@villarrobledodiario.com

El presupuesto 2016 de la Diputación reservará más de 600.000 euros para combatir la pobreza y la exclusión

Villarrobledo
Captura de pantalla 2016-01-28 a las 19.32.23

El presupuesto 2016 de la Diputación reservará más de 600.000 euros para combatir la pobreza y la exclusión.

El presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, avanzó hoy que el presupuesto de la institución provincial para 2016 recogerá al menos 600.000 euros para combatir situaciones de pobreza y exclusión social en la provincia y que esa cuantía se pondrá a disposición de la Mesa Social creada en la propia Diputación para su distribución “con celeridad” en proyectos y programas efectivos.

Cabañero presidió la segunda de las reuniones de la Mesa y recordó que ésta decisión es fruto del pacto de investidura alcanzado entre el Partido Socialista e Izquierda Unida-Ganemos Albacete, que reflejaba que la institución provincial incluiría la reserva del 0,7% de su presupuesto a medidas contra la pobreza. “Esta cuantía”, dijo Cabañero, “es añadida a los convenios que esta institución ya mantiene operativos con las distintas ONG, con lo que el montante global supera los dos millones de euros, al margen del presupuesto propio del Consorcio de Servicios Sociales”, resaltó el presidente, para quien “con estas cifras vamos a ser una de las administraciones que más recursos va a destinar a la lucha contra la exclusión social”.

Villarrobledo

En la reunión de la Mesa se dio el visto bueno tanto al acta de la sesión anterior como a un documento que pone de manifiesto la dramática situación por la que atraviesan miles de familias de esta provincia. De hecho, el documento repasa algunos de los datos estadísticos disponibles en Castilla-La Mancha, con “situaciones alarmantes”, como que 140.000 personas de la provincia podrían encontrarse ya situación de pobreza o exclusión, 9.865 personas no pueden comer carne o pescado diariamente, que 131.000 no tienen capacidad financiera para afrontar gastos imprevistos, o que 46.560 han tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal en los últimos 12 meses o que 63.527 tienen mucha dificultad para llegar a fin de mes.

Como medidas concretas, desde la Diputación se plantea la posibilidad de ayudar económicamente a familias en situación de pobreza con embargos provocados por impagos en el IBI o de instar a los ayuntamientos a que no corten el suministro de agua a las personas con deudas por este concepto.

En la reunión de este jueves de la Mesa Social estuvieron presentes el vicepresidente Primero y la diputada del área de Servicios Sociales, portavoces de grupos políticos representados en la Diputación, trabajadores de los servicios sociales de esta institución y de la Junta de Comunidades, la directora provincial de Bienestar Social, representantes sindicales y distintas organizaciones que trabajan contra la exclusión en la provincia.

 

A %d blogueros les gusta esto: