contacto@villarrobledodiario.com

El pregón de la Semana Santa de Villarrobledo realizó una llamada a la esperanza

Villarrobledo

 

Miriam Tomás ha sido este año la pregonera de la Semana Santa

 

La iglesia parroquial de Santa María acogió la celebración del pregón de la Semana Santa de Villarrobledo a cargo de la joven Miriam Tomás, miembro activo de la comunidad cristiana de la parroquia y del grupo Misioneros de la Esperanza (MIES).   Miriam Tomás ofreció a los asistentes un emotivo acto lleno de confianza y respeto a la celebración 

Al acto asistió numeroso público, junto a los  que representantes de las diferentes cofradías que forman parte de la Semana Santa de Villarrobledo.

Ignacio Arnau, presidente de la Junta de Hermandades y Cofradías, destacó que estamos en un tiempo de reflexión e introspección, en este tiempo de Cuaresma, cuando se acerca la Semana Grande para los cristianos, “una semana en la que vivimos la Pasión de Cristo, una pasión que mostramos a hombros, de ilusiones y promesas, de constancia y sacrificio, una pasión necesaria para llegar al final del camino, la resurrección en Cristo, una semana tan inmensa que merece un gran pórtico de entrada, que se abrió el pasado miércoles de ceniza”.

Villarrobledo

Durante su pregón,   Miriam Tomás animó a todos en su pregón ha participar en la celebración de la Semana Santa observando y evocando un reclamo a la esperanza ante las vicisitudes del mundo actual, ensalzando la presencia de los Pasos, a los que considera merecedores de contemplación por parte de quienes los alzan y arropan por calles, rindiendo tributo a las distintas imágenes que procesionan durante la Semana Santa de Villarrobledo.

Para Miriam Tomás, la Semana Santa es “mirar, escuchar y contemplar a Jesús y maría para dejarse amar por ellos, y hacer la vida que ellos nos enseñaron. Miremos a Jesús, escuchemos sus palabras siempre nuevas, vivas, actuales, para acercarnos a sus gestos, dejando que cambie nuestra vida, dejándonos querer y salvar por lo que Jesús hace por mí, y por todos los hombres y mujeres, de hoy, de ayer y de siempre”.

La pregonera destacó ante los presentes la importancia de la familia, como ejemplo a lo largo de nuestra vida, relatando aspectos de la celebración en  Ecuador donde estuvo como misionera durante tres años.

Como colofón del acto, se entregaron unas placas recuerdo a la pregonera y a la presidenta saliente de la Junta de Cofradías, Mª Paz Sáez, cerrando el acto la actuación del Coro de voces graves Quercus Robur.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: