contacto@villarrobledodiario.com

El Gobierno Regional condena al PP por el ataque a los profesionales sanitarios del SESCAM

Agruserpy

Profesionales sanitarios

Ante las declaraciones de una concejal en el Ayuntamiento de Albacete

  • La interrupción voluntaria del embarazo es un derecho que la jurisprudencia española reconoce y contempla y que no obliga a nadie.
  • Los profesionales sanitarios del SESCAM, en el ámbito de sus funciones, ofrecen información, formación y alternativas, explicando los circuitos de atención a las mujeres que, libremente, deciden interrumpir su embarazo.

El Gobierno de Castilla-La Mancha condena que, una vez más, miembros del Partido Popular ataquen la labor de los profesionales sanitarios del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

En esta ocasión ha sido la concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Albacete, María Ángeles Martínez, quien ha acusado a los profesionales sanitarios del SESCAM de no informar sobre alternativas a la interrupción del embarazo.

Para reforzar su postura, la representante del Partido Popular ha admitido que ella misma ha tenido la oportunidad de hablar con  mujeres que han acudido a que se les practicara un aborto y “que no sabían a lo que iban” y que en la Seguridad Social, “simplemente” las habían facilitado “un sobre con un código de barras para que se le pueda practicar un aborto”.

Villarrobledo

Asimismo Martínez acusó a los profesionales médicos de “no ofrecer ninguna información sobre las consecuencias e implicaciones derivadas de la interrupción voluntaria de un embarazo” e incluso ha dicho que con esta propuesta se contribuye “a que sobre la mujer se ejerza una forma de violencia inhumana y no reconocida”.

El Gobierno Regional lamenta este tipo de declaraciones, explicando que los profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha no solo proporcionan información sobre la interrupción voluntaria del embarazo, sino que además  se les ofrece formación y alternativas, explicando los circuitos de atención, citando de nuevo a la mujer tras la interrupción voluntaria y ofreciendo información sobre métodos anticonceptivos.

Todas esas explicaciones, se ofrecen no solo a la mujer, sino también a la pareja, en el caso de que la acompañe.

La interrupción voluntaria del embarazo  es un derecho que la jurisprudencia española reconoce y contempla, que no obliga a nadie y los profesionales sanitarios del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha proporcionan adecuadamente la atención, con total profesionalidad y sin ningún tipo de concepto ideológico, una vez que la mujer ha tomado su libre decisión.

El Gobierno Regional recuerda que Castilla-La Mancha mantiene su apuesta por el bienestar de los usuarios del Servicio de Salud y respeta las diferentes sensibilidades de sus ciudadanos, ámbito donde se circunscriben las libertades y derechos de sus habitantes, incluida la religiosa.

Villarrobledo
A %d blogueros les gusta esto: