contacto@villarrobledodiario.com

El Comité de Apelación da la razón al CP Villarrobledo por el caso ‘Calle’

Agruserpy
img_9336

Imagen del jugador del CP Villarrobledo, Antonio Sánchez de la “Calle”.

El Comité de Apelación de la Real  Federación Española de Fútbol ha dado la razón al CP Villarrobledo en el denominado caso ‘Calle’. Caso que no tenía mucho historia pero que de forma incomprensible el CD Madridejos ha querido llevar hasta el Comité de Apelación, cuando ya el Juez Unico de la Federación de Castilla La Mancha dio la razón al club albaceteño.

Esta es la decisión completa adoptada por el Comité de Apelación:

Reunido el Comité de Apelación, que forman D. José Mateo Díaz, D. Arturo Manrique Marín y D. Carlos González Torres, para resolver el recurso interpuesto por el CLUB DEPORTIVO MADRIDEJOS, contra Resolución del Juez de Competición del Grupo XVIII de Tercera División Nacional, de fecha 30 de agosto de 2016, son de aplicación los siguientes ANTECEDENTES Primero.- Vistos el acta y demás documentos obrantes en el expediente del partido del Campeonato Nacional de Liga de Tercera División, Grupo XVIII, disputado el día 21 de agosto de 2016 entre el CD Madridejos y el CP Villarrobledo, el Juez de Competición de la Federación de Fútbol de Castilla La Mancha, en resolución de fecha 3o de agosto pasado y en base a los fundamentos en ella contenidos, acordó desestimar la reclamación formulada por el primero de los citados clubs sobre supuesta alineación indebida del jugador del segundo, don Antonio Sánchez de la Calle, confirmando el resultado del partido y acordando el archivo del expediente.

Segundo.– Contra dicho acuerdo interpuso en tiempo y forma recurso el CD Madridejos.

Tercero.– En fecha 15 de septiembre de 2016, este Comité de Apelación acordó dar traslado del referido recurso al CP Villarrobledo, al objeto de que, si lo consideraba oportuno, formulase las alegaciones que a su derecho pudieran convenir; trámite que fue cumplimentado por el interesado en el plazo otorgado al efecto.

FUNDAMENTOS JURIDICOS Primero.- El jugador don Antonio Sánchez de la Calle fue sancionado en fecha 1 de junio de 2016 con dos partidos de suspensión por el Juez de Competición de la RFEF, en aplicación del artículo 123.2 del Código Disciplinario de la RFEF, en el encuentro de vuelta de la primera eliminatoria de la segunda fase del Campeonato Nacional de Liga de Segunda División “B”, temporada 2015/2016, que disputó con su club en aquel entonces, la UD Socuéllamos.

Segundo.- El 21 de agosto de 2016, se celebró el partido CD Madridejos/CP Villarrobledo, correspondiente a la primera jornada del Campeonato Nacional de Liga de Tercera División, Grupo XVIII, interviniendo el Sr. Sánchez de la Calle con el segundo de los citados clubs, hecho que a juicio del club recurrente supuso su alineación indebida, pues figuraba en la relación de jugadores con sanciones pendientes de cumplimiento, impuestas en la pasada temporada 2015/16, remitida por la RFEF a las Federaciones de ámbito autonómico.

Tercero.- En su recurso, el CD Madridejos considera que el Juez de Competición de la Federación de Fútbol de Castilla La Mancha ha interpretado erróneamente el artículo 56.1, en relación con el 56.5, ambos del Código Disciplinario de la RFEF, pues entiende que el segundo de dichos apartados obliga al jugador a cumplir el partido de suspensión pendiente de cumplimiento, una vez concluida la competición, en la siguiente temporada. En sustento de su tesis, cita una resolución de este Comité de Apelación de fecha 23 de octubre de 2014, expediente nº 50 – 2014/15. Asimismo sostiene que “no es vinculante el mal asesoramiento prestado por el Juez Único de Competición al CP Villarrobledo”, alegando, por último, que la Federación de Fútbol de Castilla La Mancha se ha excedido en sus competencias al aplicar unas medidas de gracia a competiciones de ámbito estatal.

Cuarto.- La cuestión de fondo planteada se concreta en determinar si un jugador sancionado en la pasada temporada en un encuentro de ámbito nacional (segunda fase del Campeonato Nacional de Liga de Segunda División “B”), por una infracción de carácter leve, debe cumplir la sanción en la siguiente temporada en otra competición – Tercera División Nacional-, en virtud de lo previsto en el apartado 5 del artículo 56 del Código Disciplinario de la RFEF, o si por el contrario debe cumplirlo en la misma competición, en aplicación del apartado 1.

Villarrobledo

Quinto.- El Código Disciplinario de la RFEF distingue el supuesto en que la sanción pendiente de cumplimiento provenga de una competición de ámbito territorial o no. En el primer caso, no entra en juego lo previsto en el apartado 1, y el jugador, sin distinción del tipo de sanción, debe cumplirla en el primer partido de la siguiente temporada en la competición de ámbito nacional. Este es el criterio que ha mantenido este Comité de Apelación, tanto en la resolución que cita el recurrente, como en los expedientes nº 14 – 2015/26 y 8 – 2016/17. Es evidente que si se analizan dichos acuerdos, los supuestos de hecho difieren del aquí enjuiciado. En la última de las resoluciones citadas se hacía una referencia a la modificación producida en el apartado 5 del artículo 56 del Código Disciplinario, afirmándose, en su fundamento de derecho cuarto, lo siguiente: “La modificación producida en el apartado 5 del artículo 56 se limita a la inclusión de la siguiente frase: “… según los criterios establecidos en el punto primero y segundo del presente artículo, con independencia de que el sancionado cambie de categoría, división o grupo”. El sentido de dicha modificación fue incidir en la misma interpretación que se venía dando al precepto, tal y como puede comprobarse en las resoluciones del Tribunal Administrativo del Deporte 198/2014 y 194/2015. Dicho artículo establece que si a un jugador le queda por cumplir una sanción de naturaleza leve de la anterior temporada, impuesta en una competición de ámbito nacional, deberá cumplirla en la misma competición en que fue cometida. Es decir, en la que corresponda a idéntica categoría y división. Sin embargo el apartado 5 anteriormente citado, no es aplicable al caso que nos ocupa, pues la sanción se impuso en una competición de ámbito territorial y para ese supuesto existe una regulación específica establecida en el apartado 6, que determina: “Los futbolistas que resulten suspendidos con ocasión de infracciones cometidas en el marco de una competición de ámbito territorial, no podrán intervenir en ningún partido correspondiente a cualquier competición oficial de ámbito estatal, hasta que haya cumplido la sanción que le fue impuesta”! La redacción de dicho apartado es clara y no cabe lugar a diferentes interpretaciones. El jugador sancionado la pasada temporada en una competición territorial, y que tenía pendiente de cumplimiento un partido de suspensión, debía imperativamente cumplir dicho correctivo en la presente temporada. Este es el criterio que ha mantenido este Comité de Apelación en un supuesto similar al aquí enjuiciado, en el expediente nº 14 – 2015/16”.

Sexto.- Como se ha visto, la nueva redacción del apartado 5 del artículo 56, ha aclarado la interpretación de dicho precepto, que por otro lado es plenamente aplicable al presente caso. Pero es que, con anterioridad el Tribunal Administrativo del Deporte ya indicó en diversas resoluciones, al analizar los apartados 1 y 5 del repetido artículo 56, que no existía un conflicto de normas entre los mismos. Así, en el fundamento de derecho quinto de la resolución 194/2015, se afirma, lo siguiente: “No puede deducirse que nos encontremos ante un conflicto de normas sino que hay que concluir en la posibilidad de una interpretación conjunta e integrada de ambas, sin que deba prevalecer una u otra. Así, habrá que entender que el redactor de la norma optó porque el cumplimiento de la sanción se produjera en los partidos de la misma competición (misma categoría y división) y en caso de que la temporada hubiera concluido y quedara pendiente de cumplimiento, el criterio se mantiene constante durante la siguiente temporada, de forma que el cumplimiento habrá de producirse en la misma categoría y división. En el asunto aquí enjuiciado, al participar el jugador en categoría y división distinta de las que trae origen la sanción, debe concluirse que no concurre la alineación indebida denunciada”. De las consideraciones anteriores, resulta evidente que el jugador Sr. Sánchez de la Calle debía cumplir los dos partidos de suspensión en la misma competición en que se cometió la infracción, al ser de carácter leve, lo que conduce a desestimar el recurso planteado, ello sin perjuicio de que, como acertadamente sostiene el CD Madridejos, el Juez de Competición no debía haber prejuzgado sobre hechos que posteriormente le compete resolver. Según doctrina del extinto Comité Español de Disciplina deportiva (expediente/01 bis), los órganos disciplinarios sí deben resolver las cuestiones que les sean elevadas aclarando la forma en que debe ejecutarse una sanción previamente impuesta por los mismos, pero no les compete funciones consultivas respecto a la aplicación del ordenamiento jurídico disciplinario deportivo, que puedan prejuzgar sus posteriores decisiones.

En virtud de cuanto antecede, el Comité de Apelación, ACUERDA: Desestimar el recurso formulado por el CD Madridejos, confirmando la resolución impugnada. Contra la presente resolución cabe interponer recurso ante el Tribunal Administrativo del Deporte en el plazo de quince días hábiles, a contar desde el siguiente al que se reciba la notificación”.

Villarrobledo
A %d blogueros les gusta esto: