contacto@villarrobledodiario.com

El Ayuntamiento aprueba la modificación de la ordenanza de ruidos y vibraciones

Villarrobledo

  

La corporación aprobó la nueva ordenanza de ruidos y vibraciones

La corporación aprobó la nueva ordenanza de ruidos y vibraciones

El Pleno del Ayuntamiento de Villarrobledo ha aprobado la nueva ordenanza sobre ruidos y vibraciones, que regulará a partir de ahora todo aquello que concierne a la contaminación acústica, en beneficio de la salud y el bienestar de todos los ciudadanos.

La ordenanza ha sido elaborada por los técnicos del servicio de Medio Ambiente, contando con la colaboración para ello de la Policía Municipal y de la Secretaria General del Ayuntamiento.

La modificación se hacía necesaria para adaptarla a la Ley sobre ruido, y al decreto que la desarrolla, con el objetivo de prevenir y mejorar la salud y el bienestar de los ciudadanos, contra los efectos nocivos de la contaminación ambiental, en especial con lo que respecta a la contaminación acústica, dado que gran parte de la responsabilidad y competencia en materia de seguimiento, control y posterior adopción de medidas corresponde a los ayuntamientos.

José Antonio Cabañero, concejal de desarrollo Local, detallaba que le desarrollo urbanístico de Villarrobledo ha provocado la proliferación de emisores acústicos, que se caracterizan por la heterogeneidad de las actividades que generan contaminación acústica, y que dicho desarrollo debe realizarse de manera armoniosa, , respetando el derecho de los ciudadanos a disfrutar de un medio ambiente acústico que no provoque molestias , riesgos, o daños a personas, , ni al desarrollo de sus actividades y bienes.

Las normas de esta ordenanza serán obligatoriamente exigibles a través de los correspondientes sistemas de licencias, autorizaciones municipales, o cualquier otra autorización administrativa, para toda clase de construcciones, obras en la vía pública, o actividades industriales y comerciales y servicios, así como para su ampliación, reforma que ejecuten o realicen a partir de la entrada en vigor de esta ordenanza.

Villarrobledo

Una de las novedades que presenta esta ordenanza es la obligación de presentar un estudio acústico de las actividades, además de establecer los mapas de ruido, planes de acción y de zonificación acústica, así como los límites de los niveles sonoros transmitidos al medio ambiente exterior, referido a los espacios abiertos, así como en las vías con tráfico rápido, o intenso.

Desde el grupo Socialista se votó a favor de esta nueva ordenanza. A juicio de su portavoz, Juan Luis Iñiguez, el paso de los años y los cambios en la sociedad, hacen necesario la adecuación de la ordenanza, por lo que comparten la necesidad de ese cambio formal, aunque entienden que de nada valdría si el ayuntamiento no dispusiera de los medios técnicos y humanos para garantizar su cumplimiento.

Juan Luis Iñiguez considera que, en caso contrario, “podemos aprobar la mejor ordenanza del mundo, pero si el ayuntamiento no dota de los medios necesarios para hacerla cumplir, mucho me temo que devendría en papel mojado, porque el tema de los ruidos genera conflictos entre los distintos intereses, y el consistorio debe ser garante de no lesionar ninguno de los derecho en juego”.

Amalia Gutiérrez, portavoz del PP, mostraba el voto favorable de su grupo a la actualización de una ordenanza que databa de hace 22 años, y que desde el equipo de gobierno tratan de velar por los intereses de todos los ciudadanos, resaltando que la competencia de esta ordenanza compete a la Policía Municipal, por entender que es la autoridad competente para hacer este tipo de control, prestando el servicio cuadno es necesario, contando arpa ello con personal competente arpa ello, y con medios técnicos adecuados.

Desde el PP entiende que la ordenanza se ha realizado de manera correcta, votando a favor de la misma, por entender que es el instrumento necesario para hacer que todos los vecinos puedan convivir de manera adecuada, “y la Policía Municipal es el servicio más competente para realizar este trabajo, y nos ahorraríamos, como hemos hecho en estos tres años, el complemento que se le pagaba a una persona, persona que durante los últimos meses del gobierno socialista no realizó ninguna revisión”.

La ordenanza establece un límite de 30 decibelios en horario nocturno, fijándose también unos valores mínimos de aislamiento para los locales de ocio, debiendo, en el caso de los kioscos y terrazas de verano, de poner un limitador en aquellas actividades que se disponga de equipo de reproducción audiovisual en los que los niveles de emisión sonora pudieran superar los límites admisibles.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: