contacto@villarrobledodiario.com

Discurso de Mario de la Ossa en el acto de constitución de la Corporación Municipal de Villarrobledo

Villarrobledo
Captura de pantalla 2015-06-14 a las 09.09.09

Imagen de Mario de la Ossa, concejal de Se Puede Villarrobledo.

Discurso de Mario de la Ossa, concejal de Se Puede Villarrobledo, en el acto de constitución de la Corporación Municipal de Villarrobledo:

Este es el discurso al completo:
Estar hoy aquí es algo que muchos de los presentes creían imposible hace unos meses, quienes nos cerraban las puertas y nos negaban los espacios del ayuntamiento para reunirnos, no creían que fuéramos capaces de dar un paso al frente y propiciar un cambio de tercio político. En primero lugar me gustaría dirigirme a ellos y decirles que nunca sean injustos con la gente pues el destino y las urnas son caprichosos y propician que a quienes menospreciaron ayer, hoy sean determinantes a la hora de que pierdan la alcaldía. Espero que el día de hoy sea más que suficiente para demostrar que no debemos nada al Partido Popular.
En uno de los actos que hemos tenido durante las pasadas elecciones, uno de mis compañeros se acercó a una mujer que decía que tenía depositadas sus esperanzas en nosotros. Era uno de los muchos casos que hay en nuestra localidad y en nuestro país: esta señora trabajaba 12 horas al día por 300€. Hay personas que no pueden elegir. Es eso o el hambre.

Muchas veces resonó esto en nuestras cabezas cuando hemos pasado, en vano, las últimas dos semanas pidiendo al PSOE que se bajen el sueldo a 3 veces el salario mínimo interprofesional y no aceptaron.

No voy a abrir debate acerca de si se puede o no vivir dignamente y ser alcalde o concejal de Villarrobledo con casi 2000€ al mes, queda en sus conciencias y bolsillo, que no en los míos. Quedará en sus conciencias el representar a aquellos que cobran hasta 8 veces menos por tratar de llevar el pan a su casa perdiendo parte de la dignidad en el camino. Sean dignos ustedes con lo que van a cobrar y no sean cómplices de las injusticias sociales.

Villarrobledo

Nosotros y nosotras lucharemos por la dignidad de la calle y no por el enriquecimiento. Cada vez que recuerdo la historia de esa mujer, y de otras similares de las que he sido testigo, sé que es por ellos por los que decidimos dar un paso al frente. Dar un paso a la política institucional, porque con un pie en las instituciones, con una voz dentro, siendo los portavoces de los que no tienen voz, podemos recuperar la dignidad de aquellos que tuvieron que elegir sobrevivir.
En este momento decisivo para el futuro de Villarrobledo, nos encontramos ante la necesidad de tomar una decisión. Como dijo un político, “La política es el arte de aplicar en cada época aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible”. Y una situación semejante se presenta ahora ante quienes hablan a través de este servidor: Constatada la voluntad de algunos por cambiar sólo lo imprescindible para que todo siga igual, y no pudiendo cerrar los ojos ante las consecuencias de una inacción, nos vemos abocados a elegir el menor de dos males. Sí, sabemos que estos acuerdos no representan sino una pequeña fracción de nuestra visión para Villarrobledo; igual que sabemos que no suscribirlos supondría cuatro años más para la infamia. Demasiados como para ignorarlos.
Hacemos lo que hacemos porque el pueblo necesita este paquete de medidas sociales y económicas. Con esto no queremos ocultar que se queda corto en otros aspectos. Pero mientras no ganemos las elecciones, no está a nuestro alcance llevar a la práctica la totalidad de nuestro proyecto. Hemos pedido y seguiremos pidiendo ejemplaridad ante todo.
La investidura de Alberto González es ya un hecho que espero celebren con mesura nuestros colegas del PSOE, pues ya celebraron sobradamente la pasada noche electoral del 24 de mayo tras constatarse como la segunda fuerza política en votos, perdiendo 1000 votos en 4 años y más de 3000 en los últimos 8. Alberto González representa a un PSOE que no ha sido capaz de hacer la autocrítica necesaria para entender estos pésimos resultados electorales que, sin embargo, hoy le dan la alcaldía. Una alcaldía que nace con la sospecha de la falta de limpieza, una sospecha que todos queremos ver esclarecida y, ante la cual, de llegar a mayores, esperamos sea tratada con la más absoluta de las contundencias. La falta de firmeza de los mandos del PSOE les ha puesto en el límite más absoluto de la gobernabilidad, un límite, una cuerda, que no se puede tensar más. Nuestra capacidad de confianza en el PSOE es casi nula. Nuestra capacidad de confianza en Alberto González se sostiene en base a nuestra posición en el pleno que hoy hemos constituido, hemos decidido dar el apoyo a Alberto González basado en las líneas programáticas que se ha comprometido a cumplir y las líneas de regeneración del ayuntamiento que ha suscrito. Un apoyo, el de hoy, que revisaremos día a día, propuesta a propuesta, gesto a gesto obligando al PSOE a renovar el acuerdo que alcanzamos hoy para cada propuesta en la que quiera contar con nuestro apoyo.
¿Y por qué apoyamos al PSOE en lugar de dejar gobernar al PP? Citaré a un grande del PSOE “Lo fácil es ser de derechas, dejarse llevar y no combatir el despotismo de determinadas costumbres que han discriminado a más de la mitad de la población del mundo durante siglos”. No investir al PSOE nos llevaría al más terrible de los escenarios, aun sin saber cuan malo será el que propiciamos hoy, sabemos que será mejor que el que dejamos atrás.
Respecto de la credibilidad del PSOE para nosotros, hemos decidido tomar posiciones de vigía en este ayuntamiento estando presente en todos los órganos del mismo sin entrar al gobierno socialista, eso conjugado con nuestra férrea política de transparencia nos permitirá trasladar al pueblo de Villarrobledo cualquier acción contraria a los intereses del pueblo o favorable a los intereses de cualquier persona que desee sacar provecho personal del ayuntamiento de Villarrobledo. Estamos aquí, no como garantes de nada, sino como ciudadanos indignados que han perdido la fe en la política y que han venido aquí a cambiarla de cabo a rabo.
Hemos sido la tercera fuerza política de las pasadas elecciones, lo que en lenguaje de calle se conoce como perder las elecciones, en consonancia con esta lectura no hemos considerado oportuno tomar tarea alguna de gobierno y por tanto hemos rechazado la oferta del PSOE de formar un gobierno con ellos. Nuestra tarea será aquella que las urnas nos dan, la de oposición. Una oposición, como les digo, vigilante y que auditará con la ciudadanía, a través de nuestra asamblea, todas las decisiones que el consistorio quiera aprobar.
La investidura de hoy es un acto de constricción que se guía por la máxima de redirigir las políticas de este consistorio a un rumbo distinto al que ha adoptado en los últimos 4 años. A partir de ahora habrá al menos un concejal en el consistorio que recogerá las sensibilidades de la gente de Villarrobledo y actuará en el pleno de acuerdo a ellas, sin presión de gobierno y sin presión partidista alguna ya que SE PUEDE VILLARROBLEDO no tiene jefes, solo asambleas que canalizan lo que la gente nos pide. No nos temblará la mano al actuar en contra de las propuestas del PSOE cuando las consideremos ilegítimas, negativas o mejorables.
Se Puede Villarrobledo y yo mismo tenemos el firme compromiso de traer al ayuntamiento la participación ciudadana a todos sus niveles, de llevar al ayuntamiento la transparencia que no ha tenido en las últimas legislaturas y de garantizar que las acciones del mismo no se alejen de lo que han prometido para adentrarse en lo que han callado. El PSOE hoy ha suscrito un acuerdo de investidura para gobernar en minoría. Un gobierno en minoría que les va a obligar a aprender a escuchar si quieren convencer, y a explicar y debatir aquello que quieran aprobar en lugar de imponer y ocultar como hemos visto en tiempos pasados. El debate ha vuelto a la política de este Ayuntamiento. Los tiempos a partir de ahora no son de dos semanas, son de cuatro años y el chantaje moral de lo que pase si no aceptamos sus propuestas se disipa en el momento en que, si no cuentan con nosotros, perderán la alcaldía.
No podemos evitar una sensación agridulce, pues hemos conseguido avances, pero seguimos estando lejos de donde nos gustaría. Si nuestra fuerza son nuestros votos, aún no tenemos la suficiente para articular el cambio sin matices que proponemos. Hasta entonces, nuestro puesto está aquí, llevando el cambio hasta donde nos alcancen las fuerzas.
No quiero verter más palabras porque la acción de gobierno se ha de demostrar actuando, no hablando. Nos vemos en el ayuntamiento, en los plenos y en la calle para hablar de política entre ciudadanos como jamás deberá dejar de pasar.
Para acabar, volveré a citar a ese grande del PSOE, que tan bien demostró que en el PSOE hay gente magnífica:
“Debemos garantizar que no se utilicen los recursos públicos para financiar ideas que solo promuevan el prejuicio y la discriminación. Debemos construir sociedad fomentando la diversidad y la pluralidad” Pedro Zerolo
GRACIAS

A %d blogueros les gusta esto: