contacto@villarrobledodiario.com

logo_villarrobledo_diario_Web_peqVillarrobledodiario.com es un medio de comunicación que proporciona información, formación-cultura, deportes y entretenimiento, entre otros, desde y con la óptica de nuestra localidad, sin coste alguno para el lector.

Trabajamos en un medio independiente y plural de difusión gratuita, enfocado a un sector de público amplio, con el objetivo de captar a la joven audiencia y no disgustar al sector consolidado; ambos son ejes potencialmente apetecibles para el anunciante local y global. .

La prioridad de la publicación es integrar al ciudadano de Villarrobledo –aquí o ‘emigrado’ en cualquier rincón del mundo- en la realidad de su ciudad, y de su contexto local –económico, social y político-, así como involucrarlo en la situación provincial, regional, nacional e internacional. Lejos de fomentar el pasotismo y la comodidad de la vida moderna, nuestra labor editorial promoverá la libre opinión, el debate, y si es preciso la acción.

Nuestro fin último, como medio de comunicación social es contribuir, de alguna manera, al progreso y desarrollo de esta castigada localidad. Una sociedad bien informada es una sociedad inconformista y más justa.

Villarrobledodiario.com se esfuerza por presentar una información veraz, lo más completa posible, interesante y actual, de manera que ayude al lector a entender la realidad y a formarse su propio criterio; explicar, interpretar y valorar los hechos a partir de la información y mediante el análisis de la realidad, la observación directa, la recogida de testimonios, la comparación de fuentes, el estudio de la documentación complementaria y el contraste de criterios. La gratuidad del medio –y su difusión en principio por Internet- no significará en ningún caso merma cualitativa del mismo, pese a la consideración –todavía hoy día- de muchas mentes reaccionarias y medievales.

Villarrobledodiario.com fomentará la independencia informativa, el rigor y la diligencia. Y la no manipulación de los contenidos son objetivos básicos de la Redacción y derechos fundamentales de sus lectores. Y como observación final,eludimos tratar el tema de la objetividad porque, como es sabido, no existe.

facebook
twitter