contacto@villarrobledodiario.com

CIVI ve necesario atender las demandas de los ciudadanos de Villarrobledo

Villarrobledo
José Antonio Cabañero, portavoz de CIVI

José Antonio Cabañero, portavoz de CIVI

En relación a la posible utilización de la Escuela Infantil del Polígono Industrial

Durante el reciente pleno extraordinario celebrado por la Corporación de Villarrobledo, los concejales de CIVI se abstuvieron en la moción presentada para debatir sobre la utilización de la Escuela Infantil Municipal del Polígono Industrial, moción que fue rechazada al votar en contra de la misma el PP.

El debate en este asunto surge tras haber pasado por la Junta de Gobierno Local, de 30 de diciembre de 2014, una memoria para la ocupación privativa de dicho centro público, admitiéndose a trámite la petición de la mercantil interesada por considerar que existen razones de interés público que la justifican y acuerdan, igualmente, que por parte de los servicios técnicos se redacte el proyecto correspondiente.

Al considerar el grupo que presentaba la moción que dicho acuerdo es contrario al interés público, que motivó la construcción de este centro educativo y la finalidad del mismo, ya que desde su origen estaba prevista la gestión pública de dicho centro, se proponía con esta moción la anulación de los acuerdos de la Junta de Gobierno, relativos al punto 7 “Memoria utilización CAI polígono industrial”.

Los concejales de CIVI se abstuvieron en este punto. Su portavoz, José Antonio Cabañero, remarcaba que la única decisión que se adoptó en la citada Junta de Gobierno es la de admitir a trámite la solicitud presentada por un emprendedor de la localidad, “que quiere abrirse camino, generando puestos de trabajo, y para ello presenta una solicitud a su Ayuntamiento, para que considere la idea que ha tenido”.

A su juicio, lo primero que se debe hacer es dar cumplimiento a la legalidad, algo que para CIVI comienza admitiendo a trámite la solicitud de una persona que tiene legítimo derecho a ejercer acciones de emprendimiento, y poner en marcha una actividad.

José Antonio Cabañero incidía en que, una vez admitida la solicitud se debe resolver la misma, y que ese es el punto en el que se está, “en el estadio en que una empresa privada se dirige al Ayuntamiento solicitando autorización para utilizar un centro, y destinarlo a un centro pedagógico infantil. Estamos hablando de emprendimiento, y el Ayuntamiento no se puede permitir el lujo, a las primeras de cambio, de rechazar esa solicitud. Habrá que contestar, no solo a esta, sino a otras dos iniciativas de las que, de manera verbal, tenemos conocimiento de su interés en este mismo tema”.

Villarrobledo

Reiteraba el portavoz de CIVI que, una vez presentada la memoria por la mercantil interesada, se admitió la misma a trámite, estimando la Junta de Gobierno Local que puede haber elementos de interés público que la justifique, en base al Real Decreto 1372/1986, que permite la cesión de edificios públicos a iniciativas privadas, por el que se exige la elaboración previa de un proyecto y una convocatoria de un proceso licitatorio.

José Antonio Cabañero remarcaba que la licitación no podrá llevarse a cabo hasta contar con los pertinentes informes, procedentes de la Oficina Técnica, que deberá determinar si la garantía que hay que establecer para la cesión del edificio es la adecuada o no; un informe del Ministerio, al tratarse de un edificio construido con fondos públicos, y un tercer informe, de los servicios de Secretaría del Ayuntamiento, que vigile la legalidad de los acuerdos.

Por ello considera que, como mínimo, los emprendedores merecen que se les conteste y se les admita a trámite sus solicitudes, y se justifique adecuadamente en caso de rechazarlas.

El portavoz de CIVI dejaba claro que no se trata de una nueva escuela infantil, dado que la ley prohíbe que se ceda un edificio para darle el mismo uso que el que desarrolla el Ayuntamiento, abundando en que este proyecto es mucho más que una escuela infantil, “ya que como refleja su memoria, trata de cubrir todas las necesidades del primer tramo de Educación Infantil, más allá de la cobertura que están dando las Escuelas Infantiles”.

Reiteraba que es imposible dar a este emprendedor una licencia directa, ya que deberá pasar por un trámite de licitación, que incluso puede mejorar lo que la memoria plantea, “por lo que será una vez recabados los informes pertinentes cuando el pleno deberá pronunciarse sobre la cesión o no de la instalación”.

José Antonio Cabañero recordaba el calamitoso estado en que quedó el edificio de la Escuela Infantil del Polígono al final de la pasada legislatura socialista, lo que ha provocado que durante la actual legislatura se hayan tenido que invertir otros 170.000 euros para su finalización, y que él mismo realizó dos viajes a Madrid para intentar cambiar dinero de otra obra y destinarlo a esta y así poder concluir el edificio.

Por último se preguntaba qué tienen el grupo Socialista en contra de la cesión de edificios municipales, “cuando durante su etapa de gobierno han cedido el local de la estación de Autobuses, el local de la Casa de la Cultura, del Mercado de Abastos, del servicio de Gestagua, o del Tanatorio Municipal.

A %d blogueros les gusta esto: