contacto@villarrobledodiario.com

Campaña de la OMIC para informar sobre el nuevo recibo de la luz

Villarrobledo
Desde la OMIC se detallan las características de la nueva tarifa

Desde la OMIC se detallan las características de la nueva tarifa

Tras la entrada en vigor del Real Decreto que regula un nuevo sistema para determinar el coste de la factura de electricidad desde la OMIC de Villarrobledo, se está llevando a cabo una campaña para informar sobre estas nuevas tarifas, que entraron  en vigor el pasado 1 de julio.

La Oficina Municipal de Información al Consumidor informa que el nuevo sistema ha pasado a denominarse Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), que sustituye a la llamada Tarifa de Último Recurso (TUR).

Desde el 1 de julio, las compañías eléctricas aplican este nuevo sistema de tarifación, tras un periodo transitorio para adaptar sus programas, estando obligadas a mandar a sus usuarios una carta informativa donde detallen dicho cambio, y las distintas alternativas con las que cuentan.

El Real Decreto reforma completamente el sistema de facturación eléctrico, e impone un nuevo modelo que pone fin a las subastas eléctricas que hasta ahora servían para revisar y determinar de manera trimestral el importe de la Tarifa de Ultimo Recurso.

Este nuevo método de cálculo va a permitir fijar los precios de la parte liberalizada del recibo de la luz, en función de la cotización del mercado eléctrico mayorista.

Villarrobledo

Este nuevo sistema afecta a los consumidores acogidos a la tarifa regulada antes conocida como Tarifa de Último Recurso, con una potencia contratada inferior a 10 kilovatios, que ahora pasa a denominarse Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor, que son la mayoría de los hogares, y por tanto no afecta a los consumidores que están en el mercado libre.

El nuevo sistema contempla cuatro modelos de facturación, que seguirán siendo bimestrales.

El primero de ellos se aplicará a los usuarios con contador analógico, que son la mayoría de consumidores, y se tendrá en cuenta el precio medio diario del mercado mayorista durante los dos meses correspondientes al periodo de consumo, aplicándose unos parámetros que determinarán cuanta electricidad consume el usuario en cada momento, y lo que debe pagar cada día por la luz, contemplando importantes variaciones según sea de día, noche o madrugada

El segundo modelo de tarifación está dirigido a los consumidores que ya cuentan con contadores digitales, a los que se les cobrará el precio de mercado en cada hora de consumo   Los contadores digitales van a permitir consultar de inmediato cuantos electrodomésticos se han encendido en un día o qué potencia diaria se consume.

El tercer modelo de facturación permite que las empresas comercializadoras ofrezcan a los consumidores una oferta anual con un precio fijo por kilovatio hora, que decidirá libremente la compañía, y que pudiera tener compromiso de permanencia, que conllevaría una sanción en caso de cambio de compañía.

En este caso, su precio resultará previsiblemente superior al del mercado, pero garantizará estabilidad durante doce meses.

El cuarto y último modelo permite que consumidor y compañía eléctrica suscriban un contrato bilateral, con tarifas personalizadas.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: