contacto@villarrobledodiario.com

Amigos del Tercer Mundo celebraba ayer su tradicional Cena de la Solidaridad

Agruserpy
img-20161127-wa0003

Imagen del alcalde, Alberto González, y miembros del equipo de gobierno, junto a responsables de Amigos del Tercer Mundo.

Amigos del Tercer Mundo de Cáritas Interparroquial celebraba en la noche de ayer su tradicional cena solidaria en el Restaurante Casa Lorenzo. Los beneficios irán destinados a la construcción de un hospital materno en la localidad de Burkina Faso.

Un evento que se ha convertido ya en un referente social  en el municipio por su repercusión a nivel de sensibilización y apoyo en materia de cooperación internacional. Bajo el lema Otro mundo más justo es necesario y es posible, este colectivo pide la colaboración de toda la ciudadanía para financiar diferentes proyectos, como lo ha venido haciendo en los últimos años.

En esta cena, además de los miembros de esta ONG, también estuvieron miembros del equipo de gobierno, como el alcalde de Villarrobledo, Alberto González, la concejala de Bienestar Social, Rosario Herrera o el concejal de Hacienda, Juan Luis Iñiguez.

Villarrobledo

Las entradas pudieron adquirirse a través de los miembros del grupo, en la sede de Cáritas, en las distintas parroquias o en el quiosco de Comercio Justo “ El Abuelo”  situado en la Plaza de la Constitución. Al igual que en otras ocasiones el precio de las entradas fue de 25 euros para los adultos y 15 euros para los niños. También existían invitaciones de Fila O para aquellas personas que no pudieran asistir a la cena y quisieran colaborar con su aportación económica al proyecto.

El objetivo es trabajar juntos por el desarrollo social y económico de las zonas más deprimidas del mundo.

En ediciones anteriores, la aportación de todos aquellos que colaboraron con esta cena sirvió, entre otras cosas, para: llevar la luz a un hospital de Mali (África), luchar contra la desnutrición infantil en Guatemala (con la acogida y alimentación de niños de entre 0 y 6 años), la instalación de un molino de maíz, dotación de un pozo de agua en el poblado de Dedougou (Burkina Faso), diferentes aulas taller o viviendas rurales, etc. Y es que las carencias de estos pueblos  tienen que ser cubiertas desde diferentes líneas de actuación por las personas voluntarias que viven en estas zonas.  Son actuaciones en materia de salud, educación, tierra, mujer y derechos humanos.

Amigos del Tercer Mundo agradece la gran acogida y aceptación de esta cena por parte de la población en general año tras año. También agradece la colaboración que prestan diferentes empresas para que se pueda lleva a cabo.

 Un esfuerzo amable para que la reunión de un grupo de  amigos, familiares y personas sensibilizadas con la causa, contribuya a que miles de personas mejoren sus condiciones de salud y la esperanza de vivir en un mundo más justo.

Villarrobledo
A %d blogueros les gusta esto: